Artículo: Juan Manuel Gómez Segade

Publicado: Periódico «Ideal» (Granada), 27 de abril de 1984

La Galería Palace, tras su paso por “Arco 84” ha inaugurado por primera vez en Granada una exposición de muebles, como contrapunto inusitado a lo que habitualmente se expone en las llamadas “galerías de arte”. Para quienes estudian la historia del arte, el mueble se encuadra entre las “artes decorativas”, antes llamada “artes menores”. Pero a partir de múltiples reflexiones llevadas a cabo en nuestro siglo, y, sobre todo, desde el descubrimiento de la función como motor programático de la belleza en cualquier tipo de construcción no meramente “contemplable”, cualquier manipulación plástica entra en juego como arte, gracias a la energía vivificadora del diseño. De ahí que también los ingenieros y proyectistas industriales compitan en la actualidad con los creadores de formas meramente visuales entre los que la Historia del Arte contaba a los arquitectos.

José Seguí es un arquitecto que asume su profesión como responsabilidad creadora no solo de monumentos, sino también de servicios, considerando sujeto artístico cualquier objeto útil de los muchos que la civilización actual del consumo pone al alcance de la gran masa, y consciente de que la belleza no es algo separable de la función. En este contexto presenta su obra el catedrático de historia del Arte de la Universidad de Málaga, Juan Antonio Ramírez, y en esa óptica habría que asumir la muestra que ahora se presenta en la Galería Palace de Granada. Dicho planteamiento puede resultar alambicado para el gran público habituado a imaginar los muebles con arquetipos rutinarios en los que no se plantean problemas de creación artística: pensar en una silla es sinónimo de ciertas proporciones y formas “clásicas” invariables, asociadas a determinados materiales consagrados por la tradición industrial (pané, anea,  madera, cuerda, cuero…).

El moderno diseño ha generalizado otros tipos con funciones más versátiles, como el sillón de asiento giratorio y de altura regulable; pero todavía puede extrañar la silla rígida con asiento duro y respaldo giratorio, la “lámpara concha” (versión luminosa del enchufe de tocador), la lámpara de artista, o el reloj-cubo suspendido, en los que la simplificación de formas  estruja todo el poder funcional de la geometría, a la vez que permite descansar la vista eliminando lo decorativamente superfluo. Estos objetos de Seguí, en la misma línea preconizada hace 40 años por la Bauhaus, patentizan el convencimiento de que la belleza está en la naturaleza de las cosas (que incluye su forma y volumen como elemento significante), y no “sobre las cosas” como un añadido intercambiable a resultas del “dictado estilístico”.

Desde este punto de vista, los muebles de Seguí son verdadero manifiesto estético, cuyo eco estará en proporción a la cultura del consumidor que más o menos conscientemente conecte con tales principios. La cada vez mayor popularización del arte abstracto ha limpiado ya el camino de muchos prejuicios, pero ello no quita que en el contexto presente, la muestra de José  seguí  resulte todavía “algo nuevo”.

Esta exposición  de la galería “Palace” es sugerente por otras muchas razones, como por ejemplo, la relación que aquí se consagra entre arquitectura, diseño, arte y función: sabido es que el papel del arquitecto desborda ya la figura del “constructor de casas” hacia campos tan diversos como el urbanismo, la planificación ecológica, el diseño industrial, o la creación artística pura, con la confluencia frecuente de varios sectores implicados, como es el caso de la exposición de José Seguí: los muebles de este arquitecto ofrecen el resultado de una  investigación plural de volúmenes, color, materiales, funciones y efectos de estricta visualidad. Por todo ello merece especial atención en el contexto artístico contemporáneo independientemente de la mayor o menor  afinidad  con los gustos e ideas expresados por el “arquitecto diseñador”.

Juan Manuel Gómez Segade

1. Silla rígida con respaldo giratorio.

2. Lámpara Concha.

3. Lámpara Concha.

4. Lámpara Arista.

5. Reloj Cubo Suspendido.